Tu nombre perdido

Posted - By | Leave a comment

Me sorprende encontrar tu nombre perdido entre mi memoria recorriendo sin pudor, ni compromiso las imágenes de ayeres cargados de saudades.
En medio del limbo del olvido y la certeza de recuerdos difusos, tu nombre danza cadencioso dejando una fina estela de añoranza, un denso rastro de desdén.
Por qué y para qué no lo sé, a tu nombre se le da por ser tan caprichoso como vos misma, yendo y viniendo al antojo, tu nombre es aleja para estar más cerca.
Lejos de molestarme, de incomodarme, de necesitarlo imperativamente, de desearlo, de cualquier sentimiento pasional de aversión o cariño, tu nombre en mi mente es prueba de que el destino nos sucede…
… nos pasa
… nos pesa
…y que no pasa, que sigue y seguirá por siempre
Y es que tu nombre también fue el mío. Vos y yo somos homónimos: sonamos parecido, nos escribimos parecido, tememos parecido, queremos parecido, olvidamos parecido, recordamos parecido, caminamos bajo la lluvia parecido, huimos en medio de la noche parecido, mandamos a la mierda parecido, callamos parecido, caemos parecido y somos completamente diferentes parecido.
Le digo a tu nombre que no se preocupe que por ahora pueda recorrer sin reparo los cuartos empolvados de mi memoria y los nuevos salones con imágenes recién desempacadas. También le digo que en algún momento llegaran otros nombres a sobre poblar un espacio que de lo infinito se vuelve limitado. Finalmente, digo tu nombre en voz alta para que el eco retumbe en mis oídos y lo digo en voz baja para que el alma lo escuche y así seguir haciendo lo que estaba haciendo antes de sorprenderme por encontrar tu nombre perdido en mi memoria…

Published under : Escritos Varios

No Comments

Leave a Reply